Un poco de leche y luego a la cama.

Categoria: Archivo El embarazo noticias del bioblog
Tag: #amamantamiento #dormir #la leche materna #nucleótidos
Condividi:

Un estudio reciente, realizado por investigadores de la Universidad de Extremadura (España), aclaró cómo la leche materna ayuda al bebé a conciliar el sueño. Las páginas del Journal of Nutrirional Neuroscience describieron el estudio, en el que se analizó la composición de la leche a lo largo del día, demostrando que varía significativamente a lo largo de las veinticuatro horas. En particular, los nucleótidos, importantes reguladores del sueño en los niños, son más abundantes durante la noche. Los investigadores españoles se centraron en la concentración de tres nucleótidos (adenosina, guanosina y uridina) en muestras de leche materna tomadas en diferentes momentos del día, detectando la mayor cantidad entre las 20.00 y las 8.00 horas, “lo que nos permitió comprender que la leche induce el sueño en niños”, dijo Cristina Sánchez, primera autora del estudio. “Nunca le ofrecerías a alguien un café durante la noche y lo mismo ocurre con la leche, que tiene ingredientes diurnos específicos que estimulan la actividad del bebé y otros componentes nocturnos que le ayudan a descansar”. La lactancia materna beneficia tanto al recién nacido como a la madre. De hecho, como destaca la propia Organización Mundial de la Salud, las madres pierden más rápidamente el peso ganado durante el embarazo y tienen menos probabilidades de desarrollar anemia, hipertensión, cáncer de mama, osteoporosis y depresión posparto. Además, la composición de la leche varía a lo largo del día para cubrir las necesidades del bebé, permitiendo proporcionarle todo lo que necesita en los primeros seis meses de vida. Al mismo tiempo, sus componentes protegen al recién nacido de muchas enfermedades (como resfriados y diarreas) y previenen la aparición de otras en el futuro (asma, alergias y obesidad); finalmente, la leche materna favorece el desarrollo intelectual. Muchas madres recolectan leche para su bebé y la guardan para los momentos en que no pueden amamantar. Sin embargo, para garantizar una nutrición adecuada es necesario alimentar al bebé con leche recogida en el mismo momento en que se utilizará. De lo contrario, muchos padres tendrán que prepararse para largas noches de insomnio. Fuente: Sà¡nchez, Cristina L. et al., “El posible papel de los nucleótidos de la leche humana como inductores del sueño” . Neurociencia nutricional Vol. 12(1):2-8. 2009.

Publicato: 2009-10-12Da: Bio Blog

Potrebbe interessarti